Ciencia bruja

10 obras de arte hechas desde las tripas

Las esculturas hechas con el corazón sólo pueden dar como resultado obras como estas. Pero también podrían ser obras hechas con el cerebro, los huesos, las orejas o vísceras humanas, no importa si vivas o muertas. Y no empezaremos por el artista cadavérico más conocido del mundo, Gunther Von Hagens. Primero porque él no es el único que se ha destacado desollando cuerpos; y segundo, porque ni siquiera es el más sanguinolento. Este mérito, si cabe llamar arte a la acción de plasmar retratos o esculturas usando secciones del cuerpo humano, recae en el artista inglés Marc Quinn. Y tenemos otros ocho para completar el Top Ten del arte macabro. También llamado Bioarte, porque no todo exponente de este género despelleja seres humanos: además trabaja con tecnologías de laboratorio como ingeniería genética, cultivo de tejidos vivos y hasta hornos de panadería.

"Yo". Por Marc Quinn (2001)"Yo". Por Marc Quinn (2001)

1. AUTORRETRATO SANGRIENTO EN 3 D

En 1991, el artista británico Marc Quinn comenzó a esculpir autorretratos con su sangre coagulada. Desde entonces no se detuvo: una vez cada cinco años confecciona una réplica en sangre de su cabeza para recordar los cambios que los años trazan en su rostro. ¿Por qué, para hacer esta extravagante colección de máscaras tridimensionales, usa su sangre? Primero porque el tipo de material elegido le asegura cierta cantidad de publicidad; segundo, porque —como señaló Symbiartic, un blog de la revista Scientific American— Quinn pretende que sus autorretratos "terminen con su vida". Que no se malinterprete: él no quiere morir, él quiere concluir su obra cuando se acabe su capacidad de suministrar sangre. Tan loco no está, vivir de sus bustos hechos con coágulos sanguíneos le ha asegurado un buen pasar. En 2006 la National Portrait Gallery de Inglaterra le compró una de sus esculturas por 331,000 €.

EEUU hecho de piel Por Andrew Krasnow2. GIRONES DE PIEL POR LA PAZ

El material de las esculturas del artista norteamericano Andrew Krasnow es bien explícito: es piel humana procedente de donaciones de médicos forenses. Ha creado toda una colección de obras con piel humana. Son banderas, pantallas de lámparas, botas y otros artículos cotidianos. Fue acusado de nazi, en un intento de comparar sus recursos expresivos con las atrocidades cometidas durante el régimen de Adolf Hitler. ¿Y qué dice él sobre lo que quiere expresar con estas piezas? "Son una declaración sobre lo que opino sobre la ética de los EE.UU.", respondió Krasnow. Su objetivo es denunciar las guerras, su crueldad y sus contradicciones. Dice que en sus obras usa piel blanca "porque gran parte del sufrimiento en América ha sido causada por los blancos". Una polémica similar causó la artista argentina Nicola Costantino cuando fabricó 100 jabones hechos con 2 kilos de grasa extraída de su propio cuerpo.

Gunther von Hagens y sus criaturasGunther von Hagens y sus criaturas

3. EL ANATOMISTA VOCACIONAL

Gunther von Hagens, el artista polaco creador de Body Worlds, la exposición itinerante de cadáveres humanos plastinados, inventó el método que reemplaza el agua y la grasa del tejido humano por ciertos plásticos, que los preservan de la agresión del aire, las bacterias y el paso del tiempo. Su fórmula no es secreta, pero nadie lo hace mejor que él. "Se embalsama el cadáver con una inyección de formalina en las arterias, mientras que los especímenes más pequeños se sumergen en la misma sustancia. Tras la disección, se extraen todos los fluidos corporales y la grasa soluble del espécimen; a continuación son sustituidos por medio de la impregnación forzada al vacío por resinas reactivas y elastómeros como la goma silicónica y la resina epoxídica", explica von Hagens, quien ha creado este sistema de momificación con fines de exhibición, estudio y conservación.

Obra de Francois RobertObra de Francois Robert

4. EL SUIZO DE LOS HUESOS

Hace dos décadas, François Robert halló dentro de un armario que acababa de comprar un lustroso esqueleto humano. Ante ese descubrimiento casual se preguntó: "¿y qué tal si exploto su potencial artístico?". Primero lo desarmó por completo para organizar las piezas a su antojo, según sus tamaños y diseños. No le pareció suficiente, compró 206 huesos adicionales por internet y se dispuso a fotografiarlos sobre un fondo oscuro. Así nació Stop war (Alto a la guerra), un manifiesto iconográfico "sobre el miedo a la muerte y la inhumanidad de la guerra".

Esqueletos de Anthony-Noel KellyEsqueletos de Anthony-Noel Kelly

5. EL LADRÓN DE CUERPOS

El artista británico Anthony-Noel Kelly soñaba en suceder a Leonardo Da Vinci durante sus largas jornadas consagradas al estudio de la anatomía humana. Pero para realizar sus esculturas en yeso y plata buscaba inspiración en restos humanos que le llegaban de contrabando a través del Royal College de Cirujanos. En 1998 fue encontrado culpable de robo y fue condenado a pasar nueve meses tras las rejas. El robo de partes humanas es "una cosa repugnante, una afrenta a todos los conceptos razonables que caracterizan a una conducta decente", calificó al delito el juez Geoffrey Rivlin.

6. EN SUS OBRAS DEJA LAS UÑAS

El californiano Tim Hawkinson se hizo conocido por crear sistemas escultóricos complejos usando recursos simples. Sus grandes estructuras de plástico contrastan con minimalistas piezas robóticas automatizadas. Creó un órgano amplificador del sonido de las gotas de lluvia, una instalación inflable del tamaño de una cancha de fútbol, humanos gigantes con partes móviles (ver video) y el esqueleto de una pequeña ave cuyos delicados huesos son recortes de las uñas del artista y plumas hechas con su cabello.

Escultura hecha con ceniza humanaEscultura hecha con ceniza humana

7. REVIVIR COMO CENIZA MALEABLE

¿Qué tal dar una segunda vida al abuelo rellenando con sus restos una silla mecedora? Las urnas donde conservar las cenizas de nuestros muertos pasaron a la historia. Más desde que una artista holandesa, Wieki Somers, consideró que era tiempo de quitar dramatismo a la ceniza humana. La joven mezcla las cenizas de los difuntos incinerados con una resina epoxy y pone manos a la obra gracias a una impresora en 3D. Con los restos de Anne Lindeboom (1920-1984) ha creado una tostadora y dos pájaros; con el polvo de John Steegman (1939-1985) hizo unos escarabajos estercoleros y una aspiradora portátil; y las exequias de Pietertje Vos (1942-2007) fueron usadas para recrear un panal de abejas. Los artefactos no son arbitrarios, cada diseño tiene un sentido para la memoria de los finados.

Moda capilar en VietnamModa capilar en Vietnam

8. VESTIDOS CON JOPO

Llevar un pullover hecho de lana de oveja está mal visto. Los vestidos que usa la vanguardia están hechos con cabellos. La artista vietnamita Kim Do es autora de una extraña obra maestra hilvanada con 1 millón de metros de pelo humano. Fueron donados por 54 personas diferentes. Son pelos teñidos y cosidos color castaño claro. Un sombrero al tono, con un bulto similar a una maraña de cuero cabelludo, completa el glamoroso atuendo.

9. ARTE CEREBRAL

Noah Scanlin es un artista plástico norteamericano conocido por realizar sus obras con cráneos humanos. Hace un tiempo, las autoridades del espeluznante Museo Mütter de Filadelfia le dejaron usar 375 fetas de cerebros humanos para concretar alguna obra artística inspiradora. Fue invitado a "hacer algo" con un grupo de frágiles acrílicos que conservan en su interior diferentes muestras de corteza cerebral. En dos días completó el trabajo. En el video se resume en 1' 20".

10. DEME UNA FIGAZZA CON RICTUS CADAVÉRICO, POR FAVOR

Esta panadería artesanal taiwanesa no es el mejor lugar donde caer un domingo por la tarde para comprar media docena de facturas. El artista Kittiwat Unarrom hizo de su local algo parecido a una carnicería. Pero no de carne vacuna sino de carne humana. Brazos quebrados como pan francés, manos mutiladas con sangre y pus como pebetes con membrillo y crema pastelera, cráneos sanguinolentos como pan dulce con frutas abrillantadas, dedos ajados como vigilantes y bolas de fraile calientes como, bueno, como bolas de fraile. Ese masacote de hidratos de carbono es el arte inclasificable exhibido en la tiendita del horror de Kitiwat, que también podría ser la habitación secreta de un serial killer.

Alejandro Agostinelli es periodista y editor del blog Factor 302.4
Twitter: @AleAgostinelli

Cargando...