Chequeado

Kicillof: “La demanda [eléctrica] se expandió un 41% entre el 2003 y el 2011, casi un 50% más que en la fase neoliberal”

VERDADERO, PERO...

El viceministro de Economía, Axel Kicillof (DyN)El viceministro de Economía, Axel Kicillof (DyN)

Es cierto que el consumo eléctrico creció desde el final de la década del '90, aunque la producción energética no acompañó ese proceso.

El secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo, Axel Kicillof, se refirió durante la conferencia de prensa en la que se anunció el aumento de las tarifas eléctricas a la necesidad de inversión: "El modelo tiene el eje puesto en la producción industrial y estamos reindustrializando el país, y uno de esos frutos es una demanda creciente y casi explosiva de energía. Esto se expresa en que la demanda se expandió un 41 por ciento entre el 2003 y el 2011, casi un 50 por ciento más que en la fase neoliberal, lo que representa un esfuerzo enorme en materia de inversión."

El consumo energético efectivamente aumentó mucho en los últimos años. Entre 2003 y 2011 el incremento en el consumo fue del 41% (pasando de 82 mil GWh a 116 en 2011). En la década anterior, entre 1992 y 2000, por ejemplo, el incremento en el consumo había sido de un 52%, aunque en términos absoultos fue menor (entre 1992 y 2000 el aumento fue de 26 mil Gw, mientras que entre 2003 y 2011 fue de 34 mil), en todos los casos según las cifras de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (CAMMESA).

Entre 2003 y 2011 lo que más aumentó fue el consumo residencial. El informe sobre el sistema eléctrico argentino de la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (FUNDELEC) describe así la evolución de los distintos sectores: "En la década del '70, la demanda industrial concentraba el 42,7% del total,  menos  genuina  fue  la  participación  de  la  década  del  '80,  debido  a  los  cortes  programados, que quedó, finalmente, en el 49,7%. Luego descendió al 45,5% y en la primera década del nuevo milenio se redujo al 42,2%, debido, fundamentalmente, a una gran suba de la demanda residencial y comercial frente a la industrial (57% y 116%, respectivamente, frente a 45%)".

Desde el otro lado, de la capacidad instalada, no se creció al mismo ritmo. Según la misma fundación: "La oferta creció mucho más en la primera década [1992-2001] que en la segunda [2002-2011]". Según datos de la Secretaría de Energía, entre 1992 y 2001 la suba en la capacidad instalada fue del 50%, mientras que en el período  2001 y 2011 fue de un 13 por ciento.

Evolución de la demanda máxima y la potencia instalada* (en MW). Período 1992-2010Evolución de la demanda máxima y la potencia instalada* (en MW). Período 1992-2010

Fuente: CAMMESA y Secretaría de Energía. Los datos se pueden consultar aquí.
*En el gráfico se cálcula la demanda máxima exigida en un instante en relación a la potencia máxima del sistema (no la demanda acumulada por año a la que se hace referencia en el texto).

Un informe de la CEPAL aporta en el mismo sentido. "[En la Argentina] se ha observado una suba del consumo eléctrico a una tasa anual del 4,4% entre 2006 y 2010, pero que no fue acompañado de un incremento similar en la capacidad de generación, que se mantuvo en el 3,2% en ese período.  Este desfase es motivo de preocupación por el riesgo de cortes de suministro, que ya se producen en ciertas industrias durante el invierno".

Según datos de fines de 2011, la capacidad del parque de generación se ubica en los 29.443 MW, con una estimación oficial de respuesta efectiva a una posible demanda de 22.000 MW, informa la Fundación FUNDELEC. El pico de consumo en ese mismo año alcanzó los 21.500 MW, según registró CAMMESA.

¿Y la alta tensión?

Cristina Fernández se había referido antes a la construcción de líneas de alta tensión durante su mandato.  "En toda la historia de la Argentina se habían construido, hasta el 2003, 8.000 km de líneas de alta tensión y desde el 2003 a la fecha hemos construido 5.500 km", afirmó en ese momento. Aunque es verdad que se amplió la red de alta tensión en los últimos años,  no fue a los niveles que mencionó la Presidenta.

En realidad, entre 2003 y 2011, se pasó de 9300, y no de 8000, a 13800, un aumento de 4500 kilómetros. Entre 2000 y 2008 se avanzó muy poco en el tendido, pero a partir de entonces el ritmo de construcción aumentó. En la década anterior se habían construido 2500 km.

¿Cómo te sentís después de leer este artículo?