Chequeado

CFK: "Hemos permitido que todos los partidos políticos (...) tuvieran el mismo e igualitario acceso a la publicidad electoral"

ENGAÑOSO

Cristina, en un encuentro con jefes comunales, la semana pasada (Télam)Cristina, en un encuentro con jefes comunales, la semana pasada (Télam)

La Presidenta se refirió a la ley sancionada en 2009, que significó un avance en el acceso de todos los partidos políticos a los grandes medios. Pero la no regulación de la publicidad oficial produjo inequidad en la competencia electoral al beneficiar a los oficialismos.

"Hemos permitido que todos los partidos políticos de la Argentina, como nunca se había registrado en su historia, tuvieran el mismo e igualitario acceso a la publicidad electoral", sostuvo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al encabezar el viernes último un acto con intendentes bonaerenses en Casa Rosada y presentar el plan de obras públicas "Más Cerca".

Es cierto que la nueva legislación electoral implicó un avance en términos de igualar las posbilidades de acceso de todos los partidos políticos a los medios masivos de comunicación, pero -según los especialistas consultados- la falta de regulación de la publicidad oficial produjo inequidad en la competencia electoral y benefició al Gobierno nacional, así como a los demás oficialismos.

En 2009, el Congreso aprobó la Ley 26.571 de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral, que fue implementada por primera vez en las elecciones primarias y en las generales de 2011. Entre sus principales cambios, la ley prohibió los aportes de personas jurídicas a las campañas, y la compra y venta de espacios audiovisuales para transmitir publicidad electoral.

Al mismo tiempo, la norma estableció que los partidos políticos (y sus candidatos) sólo dispusieran de los espacios publicitarios asignados por la Dirección Nacional Electoral, dependiente del Ministerio del Interior, para la difusión de sus mensajes. El 50% de estos espacios se distribuyó en forma igualitaria y el otro 50% de acuerdo con los votos obtenidos en la última elección nacional.

Un documento realizado entre agosto y octubre de 2011 por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), en base al monitoreo de alrededor de 7000 avisos, señala: "La emisión de publicidad electoral audiovisual en los medios monitoreados cumplió con la distribución estipulada por la Ley 26.571, tanto durante la campaña de las PASO como durante las elecciones generales". De esta manera se logró acotar la incidencia de los recursos privados en la publicidad electoral, y se permitió un acceso más equitativo de todas las fuerzas políticas a la radio y la televisión.

Sin embargo, el mismo informe advierte que "la deficiente regulación respecto del uso de la publicidad oficial y la publicidad de actos de gobierno durante el periodo de campaña significó una ventaja para los oficialismos en todos los niveles de gobierno", lo que generó "inequidad en la competencia política".

El doctor en Ciencias de la Información y profesor de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), Martín Becerra, también analizó la implementación de la nueva ley en el informe "Dimensión de la Publicidad Oficial en la Argentina", en base a datos de la ONG Poder Ciudadano. Al monitorear los avisos publicados entre mayo y octubre de 2011 en radio y televisión, el especialista determinó que "sólo con la publicidad oficial emitida en ese periodo el Gobierno nacional superó la cantidad de minutos de publicidad gratuita cedidos por el régimen electoral al Frente de Izquierda y los Trabajadores en ese lapso". Ello pone en evidencia que los votantes estuvieron más expuestos a los mensajes del Frente para la Victoria que a ningún otro partido.

Minutos de publicidad oficial y de publicidad electoral en medios audiovisuales AMBA. Período mayo-octubre 2011:

Fuente: Elaboración de Martín Becerra en base a datos de Poder Ciudadano y de la Dirección Nacional Electoral.Fuente: Elaboración de Martín Becerra en base a datos de Poder Ciudadano y de la Dirección Nacional Electoral.

El hecho de que la pauta oficial no sólo se difunda en los meses de campaña electoral, explica Becerra, "garantiza la presencia del oficialismo en los medios durante todo el año, y no sólo en los medios audiovisuales del AMBA (como ocurre con la exposición que garantiza a los partidos la ley electoral), sino también en medios impresos, en vía pública y en auspicios de espectáculos públicos y privados".

El uso discrecional de la publicidad oficial no es una práctica exclusiva del Poder Ejecutivo Nacional. Hernán Charosky, especialista en cuestiones de transparencia, sostuvo en una nota publicada en Chequeado.com que "todos los oficialismos comparten prácticas en cuanto al uso desmedido y a la desregulación del gasto en publicidad oficial".

El informe de Becerra y Poder Ciudadano señala: "Los minutos de pauta oficial registrados en medios audiovisuales del AMBA del Gobierno nacional (…) representan el 46% del tiempo asignado según la regulación electoral. En el caso del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, su gasto en publicidad oficial en cantidad de minutos (…) fue del 76% del tiempo asignado según la regulación electoral".

"Este hecho permite comprender -concluye Becerra- que si se extendiera el plazo de análisis a todo un año, la cantidad de minutos de exposición de los gobiernos mediante la publicidad oficial superaría con creces las de cualquier competidor en el marco de la regulación electoral, así como también la cantidad de minutos que los propios oficialismos tramitan gratuitamente en los meses previos a las elecciones".

¿Cómo te sentís después de leer este artículo?