Chequeado

¿Cuánto ganan los policías?

La policía jujeña es la pero paga de todas


En las últimas dos semanas más de la mitad de las provincias argentinas han tenido manifestaciones por parte de miembros de las fuerzas policiales en reclamo de mejoras salariales
. El aumento del salario de bolsillo es el reclamo generalizado, aunque también se exige una recomposición del salario básico.

El salario de bolsillo que reciben los uniformados está compuesto por el salario básico y otros ítems, como las horas extras, una suma por riesgo profesional y otros componentes. Aunque se suman en la remuneración de los uniformados, estos no son considerados en el cálculo de los beneficios, como aportes jubilatorios (ver un ejemplo de recibos de sueldo aquí).

Dado que no existe información pública disponible con los salarios de los policías provinciales, Chequeado.com hizo un relevamiento consultando a las asociaciones gremiales de las fuerzas policiales de cada jurisdicción (ninguna tiene personería gremial aunque bregan por los reclamos de los trabajadores).

Los salarios de los policías (Chequeado)


Los bajos salarios son, para Marcelo Saín, ex director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y hoy diputado provincial de Nuevo Encuentro, uno de los problemas estructurales de la Policía que favorecen la corrupción. “El predominio de condiciones laborales altamente precarizadas derivadas de la vigencia de salarios nominales y reales muy bajos, lleva a que los estratos medios y bajos de la institución se vean obligados al doble empleo”, precisó Saín.

Y agregó: “A ello se suma la existencia de medios materiales e infraestructurales de trabajo altamente deteriorados, en el marco de un contexto organizacional signado por la pobreza o la indigencia institucional, y el desarrollo de una educación profesional deficiente enmarcada en una institucionalidad altamente militarizada”.


La sindicalización

En cuanto a la situación sindical, hoy ninguna policía en la Argentina, ya sea nacional o provincial, tiene personería gremial: el Ministerio de Trabajo de la Nación rechazó todas las solicitudes de inscripción presentadas con esa intención.

En los considerandos de los rechazos, el Ministerio dejó asentado que “la tarea de seguridad que la ley impone a las fuerzas armadas y policiales, a partir de una organización jerárquica vertical, en un marco de disciplina, es esencial para el mantenimiento del orden interno de la fuerza y la operatividad en el cumplimiento de los objetivos a su cargo, los que se dificultarían considerablemente a partir de la constitución de un sindicato para estas categorías”.

Algunos dirigentes sindicales, como Víctor De Gennaro, también diputado nacional por Unidad Popular, argumentan, sin embargo, que es un derecho constitucional que se le está negando a una parte de la población. La Constitución, en el artículo 14 bis, establece que “el trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor (…) organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial”.

Este derecho está reglamentado por la Ley 23.551 que garantiza, entre otras cosas, el derecho a huelga. El Ministerio de Trabajo presenta esto como una de las razones para negarle la personería, puesto que luego no podría impedir las huelgas, y ello pondría en riesgo la seguridad pública.

Otro punto conflictivo es la autonomía que otorga la ley a los sindicatos. Eso argumentó en 2010 un tribunal bonaerense, al rechazar el pedido de inscripción gremial de un grupo de policías: “[Un sindicato] debe tener autonomía de actuación respecto del Estado y de los empleadores, impidiéndose que se someta a otros poderes sociales o que éstos interfieran en su actuación, y que la fuerza policial no es independiente del Estado sino que lo representa e integra”. Un fallo de la Cámara Nacional del Trabajo dictaminó algo similar. El caso está hoy en trámite en la Corte Suprema, con un dictamen en contra de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

Hoy no hay trabajadores de las fuerzas de seguridad del país que tengan personería gremial”, explicó Ever Palermo, dirigente de la Asociación Democrática Policial y Penitenciaria (Adepol). Y agregó que podrían haber reglas específicas para los sindicatos policiales: “En muchos países existe el derecho a sindicalizarse, sin derecho a huelga, por ejemplo”. Es el caso, entre otros, de Inglaterra, España y Uruguay. 

Existen varios proyectos de ley en el Congreso. Uno de ellos fue presentado por Patricia Bullrich (Unión por Todos), para sancionar una ley específica que otorgue el derecho de sindicalización a las fuerzas policiales, como la Policía Federal, sin que tengan derecho a huelga. Otro proyecto de ley en el mismo sentido fue presentado por De Gennaro.  

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), por su parte, no establece obligaciones para sus estados miembros respecto de los derechos laborales de los miembros de las fuerzas de seguridad, y en este punto deja libertad de acción, al igual que muchos de los tratados internacionales como el Pacto de San José de Costa Rica y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

El seguro, muy limitado frente a los saqueos
1 / 12
lanacion.com
mar, 10 dic 2013 19:17 ART

¿Cómo te sentís después de leer este artículo?