El blog editorial

Una nueva prueba para el iPhone y el Galaxy

Este no es otro episodio de la interminable disputa entre Samsung y Apple en torno a teléfonos celulares y patentes. En los últimos meses el alud de noticias sobre el conflicto entre las dos gigantes de la tecnología nos ha arrastrado del interés al hastío. ¿Hasta cuándo se van a pelear estas dos compañías (y sus respectivos ejércitos de fans)? Nadie sabe.

Aunque el iPhone 5 y el Galaxy S3 han sido evaluados por innumerables reviews, aún podemos idear alguna prueba "definitiva" para proclamar un ganador entre ambos súper smartphones. ¿Cuál se licuará mejor? ¡¿Qué?!

Sí, leyeron bien. El fundador de la compañía de mezcladoras Blendtec, Tom Dickson, quiso comprobar cuál de los dos teléfonos se deshacía con mayor facilidad al ser colocado en una de sus batidoras, en el más reciente capítulo de "Will it blend?". Esa serie acumula desde 2007 millones de visitas y decenas de episodios, algunos memorables y macabros como el dedicado al cantante canadiense Justin Bieber. Dickson ha licuado tarjetas de crédito, zapatillas deportivas, hamburguesas, otros móviles y objetos que a ninguna persona cuerda se le ocurriría someter a tan rudo tratamiento. Su sentido del humor y la extravagancia de los experimentos han convertido a la campaña en un éxito publicitario.

Este video no es recomendable para los seguidores fervientes de Apple y Samsung. Les dolerá probablemente observar cómo estas dos maravillas de las telecomunicaciones se desintegran. Quizás este sea uno de los "batidos" más caros de la historia: el precio de un iPhone 5 y un Galaxy S3 juntos puede superar los 1.000 dólares, en dependencia del país y el contrato con el proveedor del servicio.

Cargando...