El blog editorial

Una ducha con sorpresa

Las marcas de champú suelen emplear mensajes muy emocionales en sus anuncios, apelando a sensaciones como estar en medio de un campo de flores. Para trasladar al consumidor a este paradisiaco entorno cuentan básicamente con su olfato, para lo cual se potencia el olor del producto confiando en que evoque la sensación que se ofrece como reclamo.

El gel de baño Lux, sin embargo, ha dado un paso más allá permitiendo al consumidor valerse de un nuevo sentido: la vista. Para ello han llevado a cabo una brillante campaña de ambient marketing en spas y gimnasios, cuyos clientes han disfrutado de una ducha que tardarán tiempo en olvidar.

Lo que hicieron fue colocar en el suelo y en las paredes unas pegatinas con tinta sensible al agua, de modo que solo fueran visibles cuando alguien empezaba a ducharse y cayera líquido sobre ellas. Como por arte de magia la ducha se convertía en un campo de orquídeas, el ingrediente empleado en su nuevo producto llamado precisamente "Hechizo Mágico".

Cuando las pegatinas se secaban las imágenes de las flores desaparecían, permitiendo así que la siguiente persona en ducharse disfrutara de la sorpresa con la misma intensidad. En todos los baños donde se realizó la acción colocaron un bote del gel de baño, para que los inesperados protagonistas probaran el producto y el efecto visual fuera el perfecto acompañamiento.

Pero el impacto no se redujo únicamente a las duchas acondicionadas por la marca. Lux repartió muestras gratuitas del producto junto con las "mágicas" pegatinas, para que quien quisiera pudiera colocarlas en su casa. De esta manera, la acción generó una trascendencia mucho mayor al compartir las personas las imágenes de sus cuartos de baño a través de las redes sociales.

Lux Magic ShowerLux Magic Shower

Un cuadro pintado con gel de baño
La original campaña promocional del nuevo producto de Lux no se ha reducido a la acción con las pegatinas, sino que han llevado a cabo otra que no le va a la zaga en cuanto a capacidad de sorprender. Lo que hicieron fue encargar al artista español Gabriel Moreno la realización de un cuadro con un material nunca antes usado: el gel de baño de la compañía.

El pintor demostró toda su maestría al realizar una impactante obra que, además de ser visualmente muy llamativa, desprendía un agradable aroma debido al material empleado en su composición. La marca ha desvelado que están en conversaciones para que la pieza sea exhibida en una galería de arte de modo que todo aquel que lo desee pueda contemplarla con sus propios ojos…y sus propias narices.

Cargando...