El blog editorial

Un golpe de viento la salva de su propio suicidio

Vías del tren
No aguantaba más; no tenía fuerzas para vivir. Quería suicidarse y lo tenía todo preparado. Decidió arrojarse a las vías del tren pero, sorprendentemente, un milagro provocado por circunstancias ajenas a su voluntad salvó su vida.

No aguantaba más; no tenía fuerzas para vivir. Quería suicidarse y lo tenía todo preparado. Decidió arrojarse a las vías del tren pero, sorprendentemente, un milagro provocado por circunstancias ajenas a su voluntad salvó su vida.

Ocurrió el pasado sábado por la noche en Montpellier. Allí, una joven de 24 años se lanzó a su fatal destino momentos antes de que un tren de alta velocidad pasara por allí. Desesperada, había dejado en el andén una carta de despedida. Lo que no sabía es que el fuerte viento que expulsaba la locomotora la libraría de la muerte. Según comentan las autoridades a los medios franceses, un soplo de aire precipitó a la mujer fuera del alcance de los vagones, lanzándola hacia el balasto (las piedras que rodean a las vías) donde quedó atrapada, eso sí, sin resultar herida.

Tras el susto y el pertinente trabajo de los bomberos durante unos 20 minutos, la joven fue rescatada y atendida de la conmoción que sufría. Según el personal de Seguridad Pública de Herault, el tráfico estuvo interrumpido durante una hora en la estación hasta que, afortunadamente, todo volvió a la normalidad.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK