El blog editorial

Steve Crecelius, el marido y padre de seis hijos que resultó ser una mujer

Steve Crecelius era un hombre felizmente casado y con hijos hasta que un buen día le

Steve Crecelius. (Captura de un video de Fox 31/Denver)Steve Crecelius. (Captura de un video de Fox 31/Denver)

contaron que, en realidad, era una mujer. De hecho, estaba con su esposa Debbie cuando recibió la noticia. Habían ido a recibir el resultado del ultrasonido que le habían realizado por una piedra en el riñón y lo que les dijo el médico cambiaría para siempre el matrimonio que formaban desde hacía 25 años.

"Me dijo: usted es una mujer", recuerda hoy Steve. Algo más específico sería llamarle intersexual: ha nacido con una mezcla de rasgos sexuales en su anatomía, así que no se le puede clasificar como una cosa u otra. En el caso de Steve, sus órganos sexuales externos eran los masculinos. Pero, internamente, eran femeninos.

Para la pareja de Colorado (Denver, Estados Unidos) fue de esas noticias que lo cambian todo, pero que en el fondo ya sabían. Una vez en casa Debbie le confesó que siempre había pensado que tenía rasgos de mujer. Y él confesó que de pequeño se vestía con la ropa de su madre porque se sentía cómodo con ella. Era el fin de 40 años de esconder su verdadera identidad. Lo suyo no era como los transexuales, que tienen que someterse a varias operaciones para cambiar su sexo y su físico. Él ya era una mujer. Los dos rompieron a llorar. Y entonces Debbie se lo llevó de compras. Quería comprarle su primer sujetador.

"Al principio lo acepté sin problemas", recuerda. "Pensaba, bueno, lo superaremos". Pero conforme el proceso fue avanzando, se dio cuenta de que había una mujer en su vida que iba a reemplazar a su marido. "Y nunca lo iba a recuperar". Añade Steve (ahora Stevie, en su nueva encarnación femenina): "A veces pensaba que no valía la pena por la idea de perderla. Pero entonces ella me recordaba que tenía que ser quién yo fuera". Un año más tarde, cuando la pareja se fue de vacaciones a Moab, Steve decidió presentarse en público como mujer. Como Stevie. "Lo recuerdo como si fuera ayer", cuenta Debbie. "Todo era nuevo: yo aún no me había acostumbrado a estar con otra mujer y Stevie estaba todavía bastante acomplejada".

Pero permanecieron juntos gracias al viejo truco que une a todas las parejas casadas: la honestidad. "Nos hacíamos preguntas todo el rato", cuenta Debbie. "Me preguntaba, ¿Y si conoces a alguien?". ¿O si lo hacía Stevie? Las cosa era incierta para los dos. "Pero habíamos trabajado tan duro en construir una relación y una familia que la idea de empezar de nuevo con alguien…", confiesa Stevie.

El otro problema eran los hijos. Cuando el matrimonio se conoció en 1986, ella tenía 29 años y cuatro retoños. Él, 34 y otros dos. Decidieron decírselo el pasado octubre, uno por uno. Estaban especialmente nerviosos por uno de los cuñados, que es marine en el ejército de Estados Unidos. El prototipo masculino. Se lo dijeron con miedo a que no lo entendiera. ¿Su respuesta? "Me dijo: 'Mira lo que has conseguido' y señaló a mi hija y a mi nieta de ocho meses'", recuerda Stevie. "Siempre vas a ser el patriarca de esta familia. Ahí afuera hay un trillón de personas que darían lo que fuera por tener un amor como el de esta familia".

En cuanto a la vida social y laboral, Stevie reconoce haber perdido amigos. "Pero no eran amigos de verdad", se apresura a matizar Debbie. Eso sí, cinco años después de descubrir que no era un hombre de familia, sino una mujer, Stevie saldrá a trabajar como fotógrafo por primera vez como mujer. El paso final en su transformación. Su cliente es nada menos que Glendale, su ciudad. Su jefe, el alcalde Mike Dunafon, bromeó al enterarse: "Bueno, me alegra que Glendale tenga a dos fotógrafos por el precio de uno. Steve y Stevie".

Fuente Yahoo! España
Steve Crecelius, el marido y padre de seis hijos que resultó ser una mujer

También te puede interesar:
La primera pintura de la historia de un trasvestido
Virgen de 70 años dice estar lista para el amor

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK