El blog editorial

Polémica por niña que nada con tiburones

La televisión y el cine nos han mostrado a los tiburones como máquinas asesinas, depredadores astutos e insaciables. ¿Quién no ha sentido pavor frente a las escenas de Tiburón, el clásico filme de Steven Spielberg? Pero la agresividad de los tiburones es cuestionable y hasta una niña de cinco años puede nadar junto a ellos sin temor alguno.

Al menos así pensaban los padres de Anaia Barnes, una estadounidense cuya aventura con los temibles escualos en Bahamas ha provocado una agria polémica. La pequeña de cinco años aparece en un video publicado por Elana Barnes en Youtube, donde describe la experiencia de la familia una tarde de su viaje con la agencia Powerboats Adventures.

"No ha habido ataques durante los 20 años que han hecho esto. Nadamos con tiburones del tipo arrecife, limón y nodriza, los cuales tienen una calificación muy baja en el índice de agresividad. Aun así fue muy emocionante", escribió Barnes.

El video, en un principio destinado a la familia y los amigos, ha generado controversia entre quienes defienden la decisión de los padres de ofrecer esa experiencia a su hija, y los que catalogan de irresponsable la acción.

"Solo porque ustedes quieren ver a sus hijos crecer en una burbuja no significa que estos padres deben hacer lo mismo", señaló un comentarista en Youtube. "Ustedes tienen más posibilidades de ser mutilados por su perro, alcanzados por un rayo o atropellados en un accidente de tráfico en el camino al trabajo, que de ser atacados por uno de estos tiburones", afirmó.

Del otro lado, una persona que se presentó como un buzo experimentado sostuvo que la aventura de Anaia constituye un "un escándalo y una estupidez enorme." "Nadar con tiburones no es una aventura en un parque Sea World", ironizó.

Entre los alrededor de 200 comentarios acumulados hasta el momento, un amigo de la familia calificó a Elana como "una madre increíble". "Anaia es una niña maravillosa y valiente. Las personas que no conocen todo lo sucedido tampoco deberían juzgar la situación", aseveró.

A pesar de la reacción desatada por las imágenes, los esposos Barnes no se arrepienten de nada. "La vida es demasiado corta para ser aburrida", dijo Elana al show matutino de la cadena ABC "Good Morning America". Al margen de esta filosofía, ellos investigaron antes sobre los peligros de bucear junto a los tiburones en esta zona y comprobaron que los riesgos eran mínimos.

Según el Archivo Internacional de Ataques de Tiburones (ISAF por sus siglas en inglés), el 2011 cerró con 75 incidentes no provocados entre humanos y escualos. En otros 29 casos reportados los animales respondieron a acciones humanas. Si bien la cifra de ataques se ha incrementado desde 1900, acota el ISAF, este aumento se debe a la mayor presencia de personas en el medio marino y no a una mayor agresividad de los tiburones.

Cargando...