El blog editorial

Exhibición de escotes contra el cáncer

Captura de Boobstagram.Captura de Boobstagram.

Antes de comenzar, una pregunta: ¿usted mostraría en público sus senos para luchar contra el cáncer? No responda ahora, solo piénselo.

Cada día los súper conectados ciudadanos del siglo XXI inundamos las redes sociales con fotos. Miles, millones de imágenes que repiten hasta el infinito las escenas de nuestra cotidianeidad, con frecuencia tan similar en Beijing, Montreal, Berlín o México D.F.: matrimonios, vacaciones, nacimientos, graduaciones, mascotas, tatuajes, autorretratos de nuestro mejor perfil, discretos o desvergonzados coqueteos en bytes que recorren el planeta.

Ese "exhibicionismo planetario" en ocasiones se transforma en muestra de apoyo a causas políticas, deportivas, ecológicas o simplemente a las marcas que distinguen nuestro consumo. Pero también puede ser utilizado, de manera provocativa, para promover irreprochables empeños como la lucha contra el cáncer de seno. En este sentido, un sitio web creado por dos franceses ha hecho un original puente entre las tecnologías de moda y las urgencias de la salud.

"Enseñar sus senos en la Web está bien, pero mostrarlos a su médico es aún mejor". Ese slogan abre la página de fotos Boobstagram.fr, una iniciativa de Julien Gaulet y del sociólogo Lionel Pourtau dirigida a prevenir el cáncer de mamas. "Queremos sensibilizar a aquellas y aquellos que deben modificar su comportamiento de hoy para cambiar su destino pasado mañana", aseguran los fundadores del sitio.

La pícara invitación ha atraído a miles de mujeres dispuestas a compartir con anónimos cibernautas una imagen de sus escotes. La campaña se apoya en el boom que ha tenido Instagram, una aplicación creada para el iPhone y ahora disponible también para los teléfonos Android, cuya vertiginosa ascensión sedujo recientemente a Facebook. La superred social invirtió 1.000 millones de dólares en su compra.

"Glamorosos, audaces, originales, ¿qué importan los medios con tan de alcanzar el objetivo, estar del lado de la vida?", se preguntan Gaulet y Pourtau, preocupados por el impacto del cáncer de seno en Francia. En ese país europeo unas 50,000 mujeres enferman cada año de esa neoplasia, 11,000 de las cuales morirán. Esa cifra representa, según los creadores de Boobstagram, tres veces la mortalidad por accidentes de tránsito y es 14 veces superior a las muertes por sida.

Cálculos de la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS por sus siglas en inglés) elevan hasta 226,870 los posibles casos de cáncer de mamas invasivo que se detectarán en Estados Unidos en 2012. Al final del año alrededor de 39,510 mujeres habrán muerto por esa causa, la segunda más letal en la población femenina atacada por el cáncer.

En el mundo el número de diagnósticos se estima en más de 1.4 millones cada año, según cifras del más reciente estudio global de la ACS. El cáncer de seno se ha convertido en la principal amenaza para las mujeres afectadas por algún tipo de neoplasia.

Y para los hombres que "correrán" hacia Boobstagram por el mero placer de observar hermosos pechos, una advertencia: en Estados Unidos este año 2,190 hombres enfermarán de cáncer de pecho, de los cuales alrededor de 410 morirán. Aunque mucho menos frecuente, ese padecimiento nos ataca, así que la alerta de los geniales Gaulet y Pourtau también nos concierne.

Por Boris Leandro Caro (Yahoo! Noticias España)

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK