El blog editorial

El acoso de adolescentes a una anciana genera una campaña de compasión

El video es desgarrador: un grupo de adolescentes se burla despiadadamente de una asistente de autobús escolar de 68 años de edad en el norte del estado de Nueva York. La señora terminó llorando mientras los estudiantes la humillaban con comentarios vulgares sobre su peso, edad, la forma en que se gana la vida y mucho más.
"¿Estás sudando?", le pregunta uno de los muchachos. "¿Por qué corre agua por tu cara?"
"Estoy llorando", responde ella.
"Probablemente extraña su caja de Twinkies (una marca de dulces rellenos con crema)", se burla otro niño.
Pero tras todo el mal causado por los menores, llega una historia aún mejor sobre la compasión.


El video viral, publicado por uno de los chicos en Facebook, llamó la atención de miles de personas que han donado cerca de $200,000 dólares para que Karen Klein pueda irse de vacaciones.
La sorprendente muestra de apoyo fue iniciada por Max Sidorov, un nutricionista de Toronto de 25 años de edad, quién vio el video y lanzó una campaña este miércoles en el sitio web de recaudación de fondos IndieGoGo.

"Ella no gana lo suficiente para lidiar con la basura por la que está rodeada", escribió Sidorov en el sitio de internet. "Démosle algo que nunca olvidará, ¡las mejores vacaciones de su vida!"
Su meta inicial de 5 mil dólares fue alcanzada en unas horas. Extraños de todas partes del mundo compartieron la historia en las redes sociales y donaron desde $5 hasta cientos de dólares.
"Karen, siento mucho por lo que has tenido que pasar", comentó una mujer en la web de la campaña. "La humanidad y la bondad aún existen".
Sidorov dice saber por qué tantas personas respondieron tan rápido. "El abuso", dijo a Los Angeles Times. "Esa es la verdadera razón. La gente quiso luchar por el desvalido, y se sumó a la iniciativa. Solo tuve una buena idea, y todo el mundo la hizo suya".
Klein, una abuela que condujo un autobús escolar durante 20 años y ha sido asistente durante tres, dijo que está "anonadada" por la generosidad.
Autoridades escolares y la policía de Greece, Nueva York, investigan el incidente.

"A veces uno espera que los chicos se comporten como ellos actuaron, pero no a ese extremo. Nunca fueron tan malos en todos estos años", dijo Klein a WYSR-TV. "Ese día, no sé de qué estaban poseídos."
El padre de uno de los muchachos ofreció disculpas.
"Estoy descorazonado", dijo a ABC News. "No podía creer que mi hijo hubiera tratado de esa forma a otro ser humano".
Tampoco pueden creerlo todos los que colaboraron para corregir un error tan despreciable.

Cargando...