El blog editorial

¡Al diablo la dieta!

Captura de YouTube.Captura de YouTube.¿Cómo podríamos comer hasta el hartazgo, desatar nuestra más desvergonzada gula sin engordar una libra? ¿Qué alimento prodigioso nos permitiría escapar para siempre de la esclavitud de las dietas? La dieta del limón, la dieta de la papaya, la dieta de los cinco días, la dieta de Jennifer Aniston… ¡Oh, mi Dios! Una búsqueda simple de la palabra "dieta" devuelve 110 millones de resultados en Yahoo!.La compañía Unilever dice haber encontrado la respuesta a ese crucial acertijo moderno, o al menos eso podemos concluir de su más reciente anuncio publicitario en Alemania. "F@$&* the diet!", así de directo es el slogan que la empresa ha asociado a su marca de alimentos bajos en calorías Du Darfst —cuya traducción sería "Tú puedes". Sin embargo, no todos en el país europeo parecen dispuestos a olvidar las dietas o a permitir que palabrotas inglesas atenten contra la armonía de las familias germanas y la corrección del idioma de Goethe.

El spot exhibe a glamorosas y audaces muchachas, apasionadas parejas que desbordan felicidad y ganas de comer. La voz en off lanza una invitación irresistible: ¿No quieres contar las calorías? ¡Que así sea! Con Du Darfst se puede disfrutar de la comida sin remordimientos, porque Du Darfst significa "no tienes que hacerlo". Toma lo que quieres y ¡al diablo la dieta! (F@$&* the diet!)

Los detractores de la campaña han atacado con fervor el llamado a olvidar las restricciones alimenticias y la supuesta procacidad del slogan. La página de Du Darfst en Facebook ha sido el campo de batalla elegido por muchas iracundas mujeres alemanas para expresar su enojo. Una de ellas calificó el anuncio de "repugnante". "La industria de la publicidad alemana no entiende que la palabra "f@$&" no es cool", afirmó, antes de acusar a Hollywood como la fuente del problema. Paradójicamente, las mujeres conforman uno de los públicos fundamentales para Unilever.Otro frente de oposición a F@$& the diet! ha sido abierto por los defensores de la lengua alemana. En rigor esa frase podría sustituirse por la irreprochable Scheiß auf Diät!, menos agresiva además para los niños alemanes, que han comenzado a repetir alegremente la palabra "f@$&". La televisión germana martilla con la dichosa frasecita mañana, tarde y noche. ¡Qué horror!

Captura de YouTube.Captura de YouTube.

Pero los autores de esos polémicos 20 segundos, WPP Group's Ogilvy Dusseldorf, han desestimado los ataques y se congratulan porque la campaña se haya convertido en un tema discutido en Alemania. En opinión de la agencia, la mayoría de los alemanes no cree que "f@$&" sea un término ofensivo, ni consideran esa palabra como un atentado a la pureza de su lengua materna.

La manager de Du Darfst, Nicole Roesner, ha pedido también a las mujeres que acepten el mensaje, "una fórmula simple para hacerles la vida más fácil". "Disfruten la vida y el placer de comer", ha dicho la ejecutiva, una frase que encabezaría la lista de 10 mandamientos del hedonismo contemporáneo.

Mediante la página de Du Darfst en Facebook, Unilever han confesado que la compañía aspiraba a provocar un debate en torno a las dietas. Según datos del Índice de Bienestar elaborado por Gallup-Healtways entre marzo y septiembre de 2011, el 13,7 por ciento de los adultos alemanes clasifican como obesos, mientras otro 36,4 por ciento padece sobrepeso. Si el escándalo por el controversial slogan sirve para alertar sobre las consecuencias de la obesidad, ¿qué importa una palabra malsonante? Repitamos sin pudor: F@$& the diet!

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK