Avanzada del Gobierno en terrenos porteños

Un mes después del conflicto por el subte, la Casa Rosada encara una nueva batalla de su eterna guerra con Mauricio Macri. Y lo hace en el terreno del jefe de Pro.

En las últimas horas avanzó con dos iniciativas que tienen a la ciudad como escenario y en las que la participación del gobierno de Macri será mínima: anunció una nueva etapa del plan de viviendas Procrear y dio un paso más en el proceso para construir el polo audiovisual en la isla Demarchi , fuertemente resistido por tres sindicatos que trabajan en la zona.

Cristina Kirchner firmó ayer el decreto 1723 que ordena incorporar al Procrear cinco terrenos del ferrocarril de los barrios de Pompeya, Parque Patricios, Palermo, Caballito y Liniers. Los dos primeros se sumarán al programa ya vigente y los otros tres, que abarcan alrededor de 55 hectáreas, se destinarán a un emprendimiento inmobiliario para los vecinos que no tienen terreno propio.

Según se detalla en el decreto del Poder Ejecutivo, las ganancias que genere este último proyecto irán a un Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que manejará la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y se destinarán al soterramiento del ferrocarril Sarmiento, una obra que el Gobierno ha anunciado en reiteradas oportunidades y en la que no hizo avances sustanciales, desde 2006.

Ayer, en el anuncio de la tercera fase del programa de viviendas, destinada a familias de clase media con ingresos de hasta 30 mil pesos, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el jefe de la Anses, Diego Bossio, dejaron claro que la nueva pelea está ya planteada.

"Esperamos que los responsables de gobernar la ciudad de Buenos Aires estén a la altura de las circunstancias y repliquen la buena actitud que percibimos en otras jurisdicciones en pos de trabajar por la calidad de vida de la gente", disparó Bossio, Menos elíptico, enseguida completó: "Si no hay mezquindad, pretendemos hacer estas cosas de manera conjunta".

Kicillof no se quedó atrás y deslizó que "hacen falta grandes obras de infraestructura para una gran ciudad".

El Gobierno aspira a profundizar su presencia en la ciudad, y los planes de vivienda surgen como una vía óptima para generar obras y destinar fondos administrados por la Nación.

Tanto Kicillof como Bossio ahondaron la embestida contra Macri, que anteayer había iniciado la propia Cristina Kirchner cuando, en un acto en la Casa Rosada, le pidió al jefe de gobierno "bajar un cambio para acordar normativas".

Ocurre que para poder avanzar en la construcción de las viviendas el gobierno nacional depende de una ley de la Legislatura porteña que fije las condiciones para la urbanización. Aunque el kirchnerismo no tendría mayores dificultades para reunir los 31 votos positivos necesarios la norma deberá ser promulgada por Macri.

El proceso incluye además un período de audiencias públicas, por lo que, según calcularon fuentes legislativas, la sanción de la ley demoraría, por lo menos, nueve meses. Teniendo en cuenta el receso de verano de la Legislatura, la norma no vería la luz hasta dentro de un año.

En el macrismo no dudaron en responderle al jefe de la Anses. "Me asombra la calificación de Bossio, porque la mezquindad siempre ha sido del gobierno nacional hacia la administración de Mauricio Macri", retrucó el ministro de gobierno porteño, Emilio Monzó, en diálogo con LA NACION. "Nosotros vamos a seguir trabajando con la misma filosofía, en beneficio de los vecinos y, sobre todo, de los que no tienen vivienda", añadió.

El enojo también tuvo eco en la Legislatura, donde se vivirá el próximo capítulo de la renovada disputa entre la Nación y la Ciudad,

"Ayer la Presidenta nos pidió bajar un cambio, pero la que tiene que bajar un cambio es ella. Nosotros queremos cooperar, pero esperamos lo mismo del Frente para la Victoria.Tenemos varias leyes a la espera de aprobación y no nos acompañan con ninguna", se quejó el diputado macrista Martín Ocampo.

Como primer paso para la construcción de viviendas en Palermo, Caballito y Liniers, la Anses abrirá un concurso para desarrolladores inmobiliarios y elegirá a los ganadores a través de un comité evaluador, al que "invitará" a la ciudad a integrarse. Recién en este punto la administración de Macri entrará en juego. Pero en evidente minoría.

El comité estará integrado, con un representante en cada caso, por la Anses, el Ministerio de Planificación, la Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía, la Secretaría de Transporte, la Agencia de Administración de Bienes del Estado (ex Onabe), la Sociedad de Arquitectos y la Ciudad, aunque sólo "en caso de aceptarse la invitación", según prevé la letra del decreto.

En esta tercera fase del Procrear se construirán, además de las viviendas en territorio porteño, complejos habitacionales en otros 11 puntos del país: Mar del Plata, San Nicolás, Bahía Blanca, Ezeiza, Tigre y La Matanza, en Buenos Aires; La Banda, en Santiago del Estero; La Rioja y Chilecito, en La Rioja; San Juan y Maipú, en Mendoza. Se inscribieron 17.809 personas, de las que 9463 entraron en el sorteo.

Otro paso hacia el polo

También ayer se publicó en el Boletín Oficial el decreto por el que Cristina Kirchner ordena "desafectar" el edificio de la Dirección de Construcciones Portuarias y Vías Navegables y destinarlo a la construcción del polo audiovisual que el Gobierno prevé construir en la isla Demarchi, en el barrio de La Boca.

El inmueble ocupa parte del predio de 120.000 metros cuadrados que el Gobierno puso bajo control de la Anses en agosto pasado.

El decreto instruye a la Anses para crear una sociedad anónima que se encargue de licitar el predio y un comité que evalúe los proyectos inmobiliarios que se presenten.

Con la misma fórmula que para los terrenos del ferrocarril se "invita" a la ciudad a integrar ese comité controlado por dependencias nacionales.

El Gobierno avanzó con el proyecto del polo audiovisual tras una semana en la que, en menos de 24 horas, pasó de ordenar el desalojo de los predios a desmentir que alguna vez lo hubiera hecho, pese a la fuerte resistencia de los gremios y a las reiteradas críticas del gobierno porteño (de lo que se informa por separado).

Cerca de Macri observan el nuevo avance de la Casa Rosada con cautela. Prefieren "esperar y ver". De todos modos, admiten que los antecedentes del tormentoso vínculo con la Nación dejan poco margen para pensar en algo que no sea otro round de una pelea tan antigua como interminable.

Respaldo del Banco Ciudad

El Banco de la Ciudad de Buenos Aires respaldó la convocatoria de la presidenta Cristina Kirchner para construir viviendas en terrenos ubicados en la Capital, pero propuso "poner en suspenso" la ley que dispone el traspaso al Banco Nación de los depósitos judiciales que hasta el momento administraba la entidad porteña. "Esos fondos permiten dar préstamos para viviendas, a 20 años y tasas accesibles, en medio de un sostenido proceso inflacionario, con índices que superan el 20% anual", dijo la entidad, que preside Federico Sturzenegger.

Chispazos por los planes de vivienda

Los anuncios que enfrentan a Cristina y a Macri

Terrenos fiscales

Cristina Kirchner llamó a concurso de proyectos para construir 11 complejos habitacionales en terrenos fiscales de la ciudad, lo que generó rispideces con el gobierno de Macri

Zona sur

Dos de los cinco terrenos están ubicados en los barrios de Parque Patricios y Nueva Pompeya, y serán destinados al programa de crédito Procrear

Para la Anses

El Gobierno encomendó a la Anses el desarrollo de proyectos integrales de urbanización o inmobiliarios en tres playas que pertenecían a Ferrocarriles, localizadas en Palermo, Liniers y Caballito

Isla Demarchi

La Presidenta anunció la construcción de un polo audiovisual en una zona en la que trabajan 4000 operarios, lo que generó el rechazo de los gremios

Parque Indoamericano

La tensión entre ambos gobiernos por el déficit habitacional se remonta a diciembre de 2010, cuando 6000 personas ocuparon durante diez días el parque Indoamericano, en reclamo de viviendas. Los enfrentamientos provocaron tres muertos

Del editor: qué significa.

La apuesta a la obra pública es un clásico del kirchnerismo. Ahora es aplicada para desafiar al macrismo en su propio bastión electoral.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK