Aumenta la esperanza de vida

España es el país con mayor longevidad de la Comunidad Europea. Un español vive hoy una media de 82 años. Por detrás nos siguen Italia, con 79 años de media, y Francia, con 78.

Los grandes números nos favorecen. Los investigadores de la demografía sostienen que hoy vivimos 33 años más que en 1900 y que vamos aumentando, de manera que, por cada diez años vividos, ganamos más de dos de esperanza vital. Lo curioso es que los especialistas achacan a la genética sólo una cuarta parte de responsabilidad en esa longevidad. Todo lo demás depende, en gran manera, de nuestros hábitos de vida y de las circunstancias en que la desarrollemos.

Vivir más años y de manera saludable
Recordemos que la esperanza de vida se define como la media estimada que una persona puede llegar a vivir. Aunque estudios más profundos señalan que los años ganados en vida se pierden, casi por completo, en incapacidad. Y así nació otro indicador más fiable: la esperanza de vida sin incapacidad, que muestra la duración media de la vida en buena salud y que se apoya, a la vez, sobre la medida de la mortalidad y de la incapacidad. Porque parece claro que vivir más años, pero en precario, no es la mejor muestra de salud.

Con el nuevo indicador sabemos que mientras la esperanza de vida de las españolas supera en siete años a la de los hombres, los años de vida saludable que esperan a la población española después de los 50 son más en el caso de los hombres. En Europa, la esperanza de vida a partir de los 50 años es de 28,6 años más para los hombres y 33,5 para las mujeres.

Problemas femeninos
Las mujeres viven más años que los hombres, pero tienen peor calidad de vida en esos años que les superan, y más con el envejecimiento de la población. La mortalidad europea femenina sigue teniendo las mismas causas: casi la mitad de las muertes se deben a problemas en el sistema cardiovascular; el 20% fallece por algún tipo de tumor, y por problemas del aparato respiratorio mueren casi un 7%.

Datos para el optimismo
El volumen de población por encima de los 65 años en los países europeos se ha duplicado considerablemente en los últimos 40 años. La ampliación de los sistemas de salud y la disponibilidad de mayores recursos han contribuido al aumento de la esperanza de vida. Desde principios del siglo XX ha aumentado en 33 años. Se estima que en los próximos años las nuevas generaciones de ancianos serán las que gocen de mejor salud, sin que esto signifique vayan a estar libres de padecer los procesos degenerativos comúnmente asociados al envejecimiento.

Más información:
Deportes muy divertidos.
Guía de primeros auxilios para niños.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK