Arman un plan de lucha la CGT y la CTA opositoras

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

La palabra alianza está prohibida. Hugo Moyano y Pablo Micheli prefieren hablar de "acuerdos por reclamos puntuales" y de "unidad de acción". Eso es, coinciden, lo que se estrenó la semana pasada con la marcha de la CGT y la CTA enfrentadas con el Gobierno a la Plaza de Mayo: una forma de sintonía que se profundizará en los próximos meses, sobre todo a través del reclamo en las calles.

Aunque sin Moyano, que no adhirió al paro de la CTA y no estuvo en la Plaza de Mayo, pero mandó una generosa dotación de camioneros y a sus hijos Pablo y Facundo, Micheli aprovechó el debut del miércoles pasado para anunciar una marcha al Congreso en rechazo de la ley de riesgos de trabajo que impulsa el kirchnerismo y anunció un nuevo paro para el mes próximo. Todo será de la mano del jefe de la CGT.

Son las dos apuestas más grandes. Pero no las únicas. Mañana, los estatales de ATE, que integra la CTA, y gremios moyanistas, como Dragado y Balizamiento de Juan Carlos Schmid, marcharán a la isla Demarchi, en el extremo sur de Puerto Madero, para protestar contra el polo audiovisual que el Gobierno construirá allí.

"Es muy difícil defender lo indefendible, este gobierno no tiene defensa", afirmó ayer el secretario general de los trabajadores rurales (Uatre), Gerómino Venegas. "Este gobierno ha recaudado 4500 millones de pesos extras en lo que va del año con el solo hecho de no haber levantado el mínimo no imponible y habérseles quedado a 2 millones de trabajadores con los aumentos salariales, y perjudicar a 150.000 jubilados y a 300.000 autónomos", agregó.

El Congreso es otro de los escenarios donde ya aparecieron coincidencias entre la CGT y la CTA. El rechazo a la instalación del polo audiovisual en la isla Demarchi es una de ellas. Facundo Moyano y Omar Plaini, espadas de Moyano en la Cámara de Diputados, acompañaron con su firma un proyecto de Claudio Lozano y Víctor de Gennaro -ambos integran la CTA- para derogar el decreto presidencial 1722, por el que se ordenó desafectar el edificio de la Dirección de Construcciones Portuarias y Vías Navegables de la isla Demarchi para destinarlo al polo audiovisual.

También en el Congreso, Lozano, De Genaro y otros diputados de centroizquierda, y de vínculo estrecho con la CTA, como Fernando "Pino" Solanas, coinciden con los moyanistas en los cuestionamientos a la ley de riesgos de trabajo que impulsa el Poder Ejecutivo y que elimina la "doble vía" para los reclamos por accidentes laborales.

Otros temas en los que hay visiones comunes y de los que podrían surgir acciones en conjunto en el futuro son la reforma del impuesto a las ganancias, las asignaciones familiares y la ley antiterrorista, que para ambos espacios "criminaliza la protesta social".

"Es muy importante que se consolide esta unidad de acción y están dadas todas las condiciones para hacerlo. Nos reuniremos y hablaremos para cosas puntuales, como fue con la Plaza", describió Micheli a LA NACION.

Sin embargo, descartó que los acuerdos se extiendan al ámbito electoral y puedan derivar en la presentación de listas comunes en 2013.

Sin acuerdo electoral

"Eso no está en discusión. Acá cada uno tiene que conservar su espacio y mantener su perfil. La CTA ratifica su autonomía respecto de los partidos", afirmó Micheli.

Que Moyano se está armando políticamente de cara a 2013 es un hecho. Lo dejó claro la semana pasada, primero a través de su hijo Pablo, que lo describió como una especie de "ambulanciero de desencantados por el kirchnerismo", y después él mismo, que hasta jugó con la posibilidad de ser candidato en 2015. Por lo pronto, la apuesta es reforzar el partido FE, creado por Venegas, que podría ser el instrumento para canalizar la oferta electoral sindical el año que viene.

El sábado pasado Solanas participó de un acto de FE junto con el jefe del gremio peones rurales.

Lo que está claro es que para el moyanismo los acuerdos electorales no entran en el terreno de sintonía con la CTA.

"Tenemos que hacer valer nuestras coincidencias en temas puntuales. No vamos a ir más allá. Somos dos cosas distintas", dijo a LA NACION un hombre cercano al líder de la CGT Azopardo.

Una de las claves del nuevo vínculo entre la CGT y la CTA estará en el grado de exposición del dirigente camionero en las actividades que compartan ambas centrales.

En ese sentido, habrá que ver si elige mostrarse junto a Micheli o prefiere mantener cierta distancia: aportar estructura y capacidad de movilización, como ocurrió el miércoles pasado, pero evitar las fotos.

El equilibrio no parece de fácil concreción para Moyano.

Los acuerdos estratégicos

La CGT Azopardo y la CTA opositora coincidirán por ahora en acciones conjuntas

El equilibrio de Moyano

No fue a Plaza de Mayo con la CTA, pero aportó movilización y mandó a sus hijos

Micheli llama al paro

El líder de la CTA opositora anunció que convocará a un nuevo paro al que, esta vez sí, se unirá la CGT

Sintonía legislativa

Víctor de Gennaro y Claudio Lozano, referentes de la CTA, impulsan proyectos acompañados por Facundo Moyano y Plaini

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK