Aportó Latinoamérica el personaje del dictador a literatura mundial

(Ampliación)

México, 21 Jul. (Notimex).- Con la reflexión de que la literatura latinoamericana aportó la figura "mítica" del dictador a la escritura universal, la víspera se realizó la conferencia "Las dictaduras en la novela de América Latina", en el Centro de Creación Literaria "Xavier Villaurrutia" de esta ciudad.

La finalidad de la ponencia fue analizar, a través de los comentarios de expertos, las obras que se gestaron en torno al tema de la dictadura en Iberoamérica y que con el tiempo se han convertido en referente obligado, lo mismo que objeto de estudio de investigadores, académicos, y literatos.

El análisis y los comentarios corrieron a cargo de los escritores Javier Vargas de Luna, Vicente Francisco Torres e Ignacio Díaz Ruiz.

Estudioso en el tema de los periodos dictatoriales, Javier Vargas de Luna hizo un repaso de la literatura referente a este tema en Latinoamérica, del siglo XVI al XX.

Así, abordó los escritos que detallan esa forma de gobierno en el siglo XVI, que estuvo conformado por los relatos de las conquistas y de los descubrimientos de nuevas tierras, cuyos personajes resaltaban por su virilidad, comentó el experto.

Destacó que en ese periodo Garcilaso de la Vega fue una de las figuras importantes que trataron la estampa del dictador, también conocido como caudillo, ataviado de una idea divina y mesiánica que se extendió hasta finales del siglo XVII, cuando se comenzó a abusar de los modelos tipológicos de Europa.

En su opinión, en este último siglo Simón Bolívar ilustró de la mejor forma los tres centenarios antecesores del régimen monárquico del Viejo Continente.

La idea bolivariana del mundo que tenía el libertador americano, dio cuenta de un hombre que sabía que existía una vida mejor, distinta e incluyente a todos los sectores, pero también referenciaba las limitaciones de la zona de la América de ese siglo, lo que reflejó el sentido histórico e ideológico de Bolívar, anotó.

Para el siglo XIX creció la producción que versó sobre los dictadores. De ahí que haya sobresalido Argentina con títulos como "El matadero", de Esteban Echeverría; "Amalia", de José Mármol, y "Facundo. Civilización y barbarie", de Domingo Faustino Sarmiento.

Ya en el siglo XX, y luego de las bases literarias que tuvo este tópico desde tres siglos atrás, se reconocía a América Latina como un espacio escritural que aportó a las letras universales la figura del dictador, señaló Vargas de Luna.

De ahí que destaquen historias como "El señor presidente", de Miguel Ángel Asturias; "Yo el supremo", de Augusto Roa Bastos; "El recurso del método", de Alejo Carpentier, y "El otoño del patriarca", de Gabriel García Márquez, novelas consideras clásicas en este rubro.

En su participación, Vicente Francisco Torres reflexionó sobre la obra "Facundo. Civilización y barbarie", de Domingo Faustino Sarmiento, del que destacó el estilo en prosa de la escritura.

No obstante de que es considerada la obra cumbre de Sarmiento, para muchos especialistas "Facundo" no es un libro redondo, pues cuando fue publicado se le descalificó. Pese a ello, al autor se le reconoce como el fundador de las novelas que centran su argumento en la historia de un dictador, explicó Torres.

Por su lado, Ignacio Díaz Ruiz recordó el legado literario de este tema durante el siglo XX, en donde el dictador fue asumido como una figura canónica en las letras latinoamericanas.

Por ello, Díaz resaltó la riqueza del estilo de cada uno de los autores que tuvieron el atrevimiento de tratar este tema en varias de sus obras, como lo demuestran Ramón del Valle Inclán en su libro "Tirano Banderas".

Coincidentes en que "El señor presidente", de Miguel Ángel Asturias, es la novela que mejor reelabora y reconstruye la figura del dictador, los tres ponentes se mostraron condescendientes sobre la opinión de Gabriel García Márquez, respecto a que la estampa del tirano es la mayor aportación latinoamericana a la escritura universal.

NTX/HCM/RML/MCV

Cargando...