Ana Clavel: Hay que darle la cara a los deseos

MEXICO (AP) — Ante la revelación de casos de padres incestuosos que mantuvieron encerradas por años a sus hijas en Austria, México, Brasil y otros países, la escritora Ana Clavel, autora de "Las violetas son flores del deseo", subraya la importancia de crear espacios para enfrentar los deseos.

"Nos falta hacer espacio a lugares donde ritualizar los deseos más obscuros para que precisamente no tengas que llevarlos al acto. En la medida en que hay una forma de enfrentarlos y recrearlos de una forma más creativa, más ritualizada, más sublimada, en esa medida no tienes que violentar a un otro", dijo Clavel en una entrevista telefónica reciente con The Associated Press.

"Esa es una de las posibilidades que da la literatura precisamente, trabajar con esos rostros, con esas facetas obscuras del alma", añadió.

En "Las violetas son flores del deseo" (2007) Clavel cuenta la historia de un padre que comienza a sentir deseo por su hija de 11 años y para no abusar de ella crea muñecas sexuales con cuerpos púberes que se convierten en un éxito en una feria internacional. La autora mexicana considera que, al igual que su personaje, todos tenemos un lado más tenebroso.

"Por más que queramos hacernos pasar por ángeles bellos y sublimes tenemos partes laberínticas, partes complejas que justamente nos convierten en toda esta contradicción de ser, de pensar, de desear y también a la vez de no ser".

En sus obras, Clavel ha explorado ese lado que muchos prefieren ocultar, que dijo "de pronto no sean políticamente correctos pero existen".

"Hay que enfrentarlos. Hay que darles la cara, no nada más reprimirlos y pensar que si dejamos de pensar en ellos van a dejar de existir", recalcó.

Quizá el caso de este tipo de abuso que más ha sonado recientemente sea el del austriaco Josef Fritzl, quien mantuvo encerrada a su hija durante 24 años en el sótano de su casa, violándola y procreando con ella siete hijos, uno de los cuales incineró en el horno de su casa tras morir a pocos días de nacer.

En Brasil, en la ciudad de Maranhao, la policía arrestó en el 2011 a Jose Agostinho Pereira y lo acusó de mantener a su hija en cautiverio durante 12 años y tener con ella siete hijos. El mismo año el mexicano Jorge Antonio Iniestra Salas fue detenido por mantener cautivas desde el 2006 a dos hijas de su pareja sentimental, procreando cinco hijos con una de ellas; a la otra la mató junto a un bebé de su hermana, quien murió asfixiado al mamar del pecho de la muerta, todo a sabiendas de la madre de las adolescentes.

Las púberes asediadas de "Las violetas" colocan a Clavel en una relación directa con Vladimir Nabokov, autor del clásico "Lolita" a quien la narradora afirma tuvo presente en la creación de su libro.

"Fue una suerte de homenaje", manifestó la escritora. "La verdadera literatura para mí tiene que ver justamente con espacios de creación imaginativa en los que confrontas a tu lector y a ti mismo con realidades humanas posibles y en ese sentido Nabokov lo que hizo en 'Lolita'''.

"Fue justamente situarnos ante una dimensión del deseo de la que se había hablado muy poco ... pero hacerlo de una manera tan trabajadamente literaria", continuó. "Eso es lo que hace a un escritor verdaderamente transgresor y creo que todos los buenos escritores también lo son a su manera".

El deseo en la obra de Clavel se expresa en el cuerpo, ya sea convertido en muñeca o en el sexo opuesto, como en su novela "Cuerpo náufrago" (2005), o en detonador del arte, como en "El dibujante de sombras" (2009).

"El asunto del cuerpo y su exploración sí tiene una presencia irreductible en mi trabajo, pero está tamizada por lecturas, por una exploración que tiene que ver sobre todo con esta cuestión de los deseos de aquellos que nos convierte en personajes en tránsito, siempre haciéndonos, elaborándonos y no terminando de ser".

En la actualidad la escritora, nacida en la Ciudad de México en 1961, prepara la publicación de una novela corta titulada "Las ninfas a veces sonríen" en la que aborda el tema del cuerpo pero de una forma liberada.

"Es un poco una exploración más de frente en el terreno del erotismo y la iniciación sexual, pero la diferencia acá es que está visto desde un punto de vista muy gozoso", adelantó. "Es la primera vez que abordo tan directamente la temática sensual de los sentidos, del goce, no me gustaría reducirla a una etiqueta de literatura erótica".

Su libro de cuentos "Amor y otros suicidios" (Ediciones B) se publicó en marzo.

___

Para enterarte de lo último en cultura y espectáculos síguenos en https://twitter.com/AP_Espectaculos

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK