Análisis

Mexicanos, dispuestos a trabajar más horas

MÉXICO, D.F., julio 24 (EL UNIVERSAL).- Un creciente número de personas mostraron interés por trabajar más horas o en más de un empleo para compensar pérdidas en su nivel de ingreso al cierre del primer semestre del año.

Sin embargo, el mercado laboral mexicano se mantuvo débil y ofreció empleos de baja productividad y salarios en la informalidad, o de salarios reales negativos en el sector formal.

Las cifras de empleo de junio dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dan cuenta del avance de la subocupación, esto es las personas que declararon estar disponibles para laborar más y así compensar pérdidas en su poder adquisitivo, que repuntó de 7.76% de los trabajadores en junio de 2011 a 9.32% en junio pasado.

Al primer semestre, unas 4 millones 395 mil personas opinaron en este sentido, aunque es probable que no todas pudieron encontrar esa ocupación adicional en el sector formal.

De hecho, la informalidad tocó una tasa máxima histórica y la tasa de condiciones críticas de ocupación avanzó respecto al mismo mes del año pasado.

A junio, la tasa de empleo en el sector informal llegó a 29.72% de la población ocupada, rebasando la cifra de 14 millones de ocupados en este sector.

En junio del año pasado, la tasa fue de 28.93% de los ocupados.

Mientras que la tasa de ocupación en condiciones críticas, que incluye a las personas que trabajaron menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a su decisión, a las que trabajaron más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores a un salario mínimo y a las que laboraron más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos, subió a 12.39% de la población trabajadora en junio de este año.

Esto significa que alrededor de 5 millones 842 mil personas laboraron en esta situación al primer semestre del año.

Por su parte, la tasa de desempleo se mantuvo por arriba de los niveles previos a la crisis de mediados de 2008.

- A distintas velocidades

El empleo informal ha crecido a un mayor ritmo que el formal desde el tercer trimestre de 2011.

Según datos del Inegi, en el cuarto trimestre del año pasado y el primero de este año, el empleo informal creció a tasas anuales de 13.4% y 5.9%, respectivamente; superando las tasas de crecimiento del empleo formal de trabajadores adscritos al IMSS de 4.15% y 4.61% anual para los mismos periodos.

En el primer trimestre de 2011, la tasa empleo formal comenzó a desacelerarse de 4.62% anual, hasta tocar una tasa de 4.15% en el cuarto trimestre de 2011.

En el primer trimestre de este año se recuperó y tocó una tasa anual de 4.61%. No obstante, el empleo formal tampoco está pagando salarios elevados.

De acuerdo con datos de la STPS, el salario mínimo real cayó 0.09% anual en mayo pasado; mientras que a junio, el salario medio de cotización al IMSS retrocedió 0.13% a tasa anual real.

De esta manera, en el agregado se observa que tanto empleos informales como formales pagan escasas retribuciones y que las personas laboran en condiciones cada vez más precarias.

En este sentido, es poco probable que una reforma laboral tenga un impacto muy favorable sobre la generación de empleos y la economía, pues el esquema de flexibilidad que se propone es ya una práctica habitual que sin embargo no genera mejores ingresos ni crea mayor calidad de vida para los trabajadores.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK