Amenazan a Scioli con paros si no hay fondos

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

LA PLATA.- El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, podría enfrentar nuevos paros de docentes y otros emplea­dos públicos si la crisis financiera bonaerense obligara a desdoblar o diferir el pago de los sueldos y aguinaldos. Las medidas de fuerza podrían producirse si no se concretara un esperado auxilio económico del gobierno nacional, que, a días de la fecha de pago de remuneraciones, aún no se ha registrado.

Así lo anunció Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educa­dores Bonaerenses (FEB). "Esta­mos movilizados y hay una gran preocupación entre los docentes. Si se llegara a dar un pago desdo­blado o con pseudomonedas, indu­dablemente habrá medidas de fuerza", explicó la gremialista.

También el secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) en la provincia, Oscar de Isasi, dijo a LA NACION que se podría intensificar en la provincia el plan de acción que ya está en marcha a nivel nacional y que se traducirá en una huelga el próximo miércoles 27. ATE repre­senta, entre otros, al sector de los trabajadores municipales, que en varios distritos percibirán los sueldos en forma desdoblada.

"Desde el año pasado venimos denunciando que el presupuesto de este año es un típico presu­puesto de ajuste, con más pagos de deuda pública y menos fondos para políticas sociales. El conflicto lo garantiza el gobierno provin­cial; nosotros sólo ponemos la fecha y las formas", dijo Isasi.

Para el diputado Walter Martello (Coalición Cívica), integrante de la Comisión de Presupuesto, "no va a haber otra alternativa" para el gobierno bonaerense que pagar en forma desdoblada los salarios de los empleados públicos, que en esta oportunidad requerirán más de 6000 millones de pesos, porque incluyen el medio aguinaldo.

"Incluso, aunque LA NACION entre­gue la ayuda prometida, el pro­ble­ma son los meses siguientes", dijo Martello. En efecto, la última reforma fiscal aprobada por la Legislatura, que aumentó el im­pues­to inmobiliario rural y el gravamen sobre los ingresos bru­tos (y acarreó protestas por parte del sector agropecuario), llevaría a las arcas provinciales unos $ 1600 millones adicionales este año: menos de la mitad de lo requerido para pagar los sueldos de un solo mes.

"Ya veníamos diciendo que esta reforma fiscal no iba a resolver los problemas de la provincia", dijo el también diputado y ruralista Jor­ge Solmi, del bloque Proyecto Bonae­rense. El legislador atribuyó al gobierno nacional la mayor responsabilidad en la crisis financiera y lo exhortó a aflojar la presión sobre la provincia. "Hay fondos que deberían llegar y no llegan. Hay mucho para reclamar sin necesidad de tocar la ley de coparticipación, que es lo que haría falta en última instancia", explicó el legislador.

En su edición de ayer, LA NACION informó que el gobernador Scioli dispone de sólo cinco días para evitar la crisis financiera provincial. Necesita $ 2800 millones para hacer frente al pago de sueldos y aguinaldos, una suma con la que no contaría sin el auxilio del gobierno nacional. La crisis coincide con ciertos gestos de independencia del mandatario, que se reunió con el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el gremialista Hugo Moyano.

El radicalismo, al frente de la FUA

CORDOBA.- En medio de las maniobras de la agrupación La Cámpora para fracturar al movimiento estudiantil, estrategia que contaría con apoyo del gobierno nacional, la Federación Universitaria Argentina (FUA) designó presidente al dirigente cordobés radical Emilio Cornaglia, de Franja Morada.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK