Alejandra Gils Carbó dijo que su gestión como Procuradora General será "realmente independiente"

Alejandra Gils Carbó anunció hoy que su gestión como Procuradora General "será realmente" independiente, dijo que antes de su nominación no había visto a la presidenta Cristina Kirchner y lamentó la renuncia de su antecesor, Esteban Righi, porque "dejó debilitado" al Ministerio Público.

La procuradora designada, que asumirá en los próximos días su cargo, afirmó que "por una cuestión de convicción" dictaminará en casos "sin mirar a quien le gusta o no" su opinión, "sea la Presidenta o cualquier otra persona".

Al ratificar que mantendrá su criterio independiente respecto de otros poderes, Gils Carbó remarcó que "a la presidenta la conocí al día siguiente de ser postulada" al cargo, luego de que cayera la nominación de Daniel Reposo por irregularidades en su curriculum.

Gils Carbó se lamentó que Righi "haya renunciado" en abril luego de que el vicepresidente Amado Boudou lo denunció de hacer lobby en tribunales para evitarse escollos con la Justicia. "Yo lamento que Righi haya renunciado, dejó al Ministerio Público Publico debilitado dando una imagen que no debe ser, porque no es verdad que el procurador deba tener el apoyo del Gobierno para actuar", destacó. Y, apuntó que "en eso yace su independencia".

El miércoles, el Senado aprobó por amplia mayoría la designación de Gils Carbó al frente de la Procuración General de la Nación . La postulante del Gobierno superó largamente los dos tercios que exige la aprobación de ese tipo de cargo, al obtener 63 votos, mientras sólo tres senadores se opusieron, todos del bloque radical.

Consultada por radio América sobre si su gestión como procuradora podrá ser independiente, respondió: "Lo será realmente". "Hubo muchos procuradores que venían de la política, el mismos Nicolás Becerra era diputado del PJ y en ese momento nadie cuestionó que había problemas con la autonomía. El mismo Righi fue ministro del gobierno de (Héctor) Cámpora", recordó Gils Carbó.

De inmediato aclaró que no dijo "ser fanática" del actual gobierno, porque esa apreciación se la endilgó a ella la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió. "En una causa dictaminaría como corresponde, aplicar la ley en todos los casos sin mirar a ver a quien le gusta o no le gusta, es una cuestión de convicción. Sea la Presidenta o cualquier otra persona", manifestó.

Cargando...