'Tomábamos el subte por 10% de lo que nos deben y el derecho a endeudarnos'

En el noveno día del paro de subtes, Mauricio Macri aseguró que ofreció hacerse cargo del servicio con dos condiciones: que se le pagase un décimo de las obras que, según alega, la Nación adeuda en ese transporte y que se autorizase a la Ciudad de Buenos Aires a contraer deuda en los mercados internacionales.

"Nunca, como empresario ni como dirigente deportivo, negocié así. Para redondear, por el 10% de lo que nos deben y el derecho a endeudarnos, nosotros aceptábamos. Y dijeron que no", reveló el jefe de Gobierno porteño.

En ese sentido, el líder del PRO dio detalles sus conversaciones con el ministro de Interior y Transporte de la Nación: "(Florencio) Randazzo me dijo que él hace lo que puede, pero que la que decide es la Presidenta (Cristina Kirchner)". Cabe recordar, sin embargo, que el funcionario del Gobierno desmintió días atrás haber tenido cualquier negociación con Macri.

En sendas entrevistas con Clarín y La Nación, el jefe de Gobierno porteño señaló que se considera "un espectador más" del conflicto en los subtes. "La presidente decidió que no haya subtes", sostuvo. Incluso, al ser consultado sobre cómo continuará la negociación la próxima semana, adelantó: "No sigue".

Sin embargo, se mostró dispuesto a ir contra la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), a quienes volvió a considerar una "creación" del kirchnerismo. "Vamos a tomar todas las sanciones que podamos contra los metrodelegados", confirmó.

Pese a la conciliación obligatoria y la multa impuestas por la Ciudad de Buenos Aires, los gremialistas continúan con el paro por reclamos salariales, debido a que desconocen la autoridad de la subsecretaría de Trabajo porteña para dictar una conciliación obligatoria. La empresa Metrovías, en tanto, alega que no puede otorgar aumentos hasta tanto no tenga con quién negociar más subsidios o un incremento de la tarifa.

Macri consideró que el conflicto por el traspaso del subte sólo se resolvería si dejase de "expresar cualquier tipo de disidencia" y pasara a "actuar como ella ha logrado que actúe el peronismo, sus gobernadores". "Debería decir que no soy candidato en 2015 y se arregla todo", reiteró.

"Querer analizar el subte como hecho aislado ha perdido sentido. Lo que hay que analizar es si vamos a permitir que la Presidenta se eternice en el poder, si vamos a permitir que maneje la Justicia, que atemorice a los empresarios, que decida si se puede viajar, si se puede comprar dólares, exportar, importar, escribir o no en un diario. ¿Va a decidir todo ella? Lo que se está discutiendo no es el subte sino la re-reelección de la Presidenta. Es un intento de chavización. Para que este modelo cierre, ella tiene que estar eternamente en el poder", concluyó al respecto.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK