Acentos del pasado en la muestra de rep y gabriela bettini

Buenos Aires, 2 de mayo (Télam, por Viviana Ponieman).- Miguel Rep y Gabriela Bettini presentan la muestra "Acentos" en el Museo Evita, donde confluyen sus miradas acerca de nuestra historia reciente: mientras el dibujante reflexiona acerca del peronismo, la artista habla de la violencia del terrorismo de Estado a través de una obra gráfica y audiovisual.

Estos dos artistas que provienen de disciplinas y generaciones diferentes, y que incluso residen en distintos países se han propuesto un diálogo plástico a través de un collage a cuatro manos, en la sala intermedia que une los dos espacios de exhibición dedicados a la obra de cada uno.

Miguel Rep (San Isidro, 1961) reflexiona acerca de la realidad con humor y una visión a la vez irónica y poética, despliega parte de los dibujos que ilustraron los suplementos sobre el peronismo del filósofo José Pablo Feinmannn, publicados por Página 12, donde se permite juegos gráficos acerca del imaginario popular, escribe lo que “no se dice en voz alta” y rescata diversas consignas.

A través de recursos visuales, que abrevan en la historia, se hace preguntas y elabora sus propias reflexiones, de este modo se puede ver a los descamisados con las patas en la fuente asombrados al ver como el chorro de agua toma la forma de letras V-P, en alusión a las pintadas.

También imagina la cara de Evita utilizada para una publicidad del “EVA- test” o a un Perón con los brazos abiertos y una especie de falda inscripta con las innumerables maneras en que se lo ha nombrado, desde el primer trabajador hasta el tirano prófugo.

Estas obras en papel son acompañadas por un audiovisual donde se puede ver también y en colores algunos de los dibujos de su visión revisionista de los “200 años de Peronismo-Biografía no autorizada de la Argentina”, libro editado en 2010.

En cambio Gabriela Bettini (Madrid, 1977) presenta un video con la intervención que realizó en una casa familiar que se usaba los fines de semana cerca de la Plata donde mataron a dos mujeres y dos varones en plena dictadura militar.

La casa se mantuvo vacía y despojada de todo, inclusive de recuerdos, hasta ahora en que la artista intenta devolverle algún sentido a través una especie de empapelado, con dibujos de muebles y bibliotecas, que delicadamente repone sobre las paredes descascaradas, como para imprimir algo de presencia en esa casa saqueada, donde solo quedan los agujeros de bala en sus muros.

Esta operación simbólica de reposición de muebles, sillones, libros, mesitas de luz y hasta pantuflas dibujados en forma realista sobre papel tapiz se traslada a las paredes del museo Evita donde cobran sentido con la proyección del video ”La casa despojada” realizado en 2011 por la artista que estudió en España y Londres.

Este material filmado como en una ceremonia íntima se muestra después de algunos fragmentos de “Todo es Ausencia” (1984) del cineasta Rodolfo Kuhn (1934-1987) que hizo un registro de las primeras investigaciones de reconocimiento en dicha casa, y que forma parte de esta exhibición como un contexto de la realidad cruda sobre la que Gabriela trabaja.

Este acto de reparación y reconstrucción de un pasado que la artista no vivió pero que es constitutivo de su identidad, la de su familia y de la memoria colectiva; cobra una dimensión casi real cuando una vez instalados estos grandes dibujos en carbonilla o birome -cubriendo parte de las paredes interiores de la casa-, son filmados desde afuera a través de la ventana.

A partir de este recurso estético donde toda la imagen se vuelve homogénea y pasa a tener dos dimensiones, la representación del mobiliario ubicado en las paredes adquiere la misma densidad y el mismo carácter corpóreo que el resto del inmueble. Y así como en un acto mágico, se transforma en una casa habitada.

De este modo el espectador puede espiar guiado por la cámara, lo que pudo haber sido la vida dentro de esta casa despojada y de muros atravesados por un mapa hecho por la balacera que se mantiene igual desde entonces hasta ahora.

Las dos muestras con el interludio de la obra colectiva realizada por Gabriela Bettini y Rep, se puede ver en el Museo Evita, Lafinur 2988, de martes a domingos de 11.00 a 19.00 con entrada libre y gratuita. (Télam).-

vp-mc-mag

02/05/2012 13:21

Cargando...