Ocho años después hallan en Irlanda una botella con un mensaje tirada en Canadá

Un niño irlandés de nueve años descubrió un mensaje en una botella lanzada al mar en las costas de Canadá hace ocho años y logró contactar con las dos jóvenes que escribieron el mensaje y con quienes se comunicó el martes.

Charlene Dalpe y Claudia Garneau, de Montreal, tenían 12 años cuando pusieron el mensaje en la botella y la tiraron al mar durante una vacaciones en la región de Gaspesie, en la provincia canadiense de Quebec.

El jueves pasado, Oisin Millea descubrió el mensaje, fechado el 4 de junio de 2004, dentro de una botella de plástico verde de dos litros. Estaba en una playa cercana a su domicilio en el pequeño pueblo de pescadores de Passage East, en la costa sureste de Irlanda.

El hallazgo se produjo después de varios días de mareas altas y violentos vientos en la costas irlandesas. "Había una gran cantidad de objetos. Creí que sólo había una etiqueta dentro de la botella, pero cuando vi la cinta para el pelo utilizada para matenerla cerrada, la abrí", contó Oisin.

Dentro, el mensaje estaba intacto. "No entendí ni una sola palabra, ya que estaba escrito en francés, pero vi la fecha y una dirección de correo electrónico", explicó. "Corrí a casa y mi madre me ayudó a utilizar internet para traducir" el mensaje, agregó.

La botella había cruzado el océano Atlántico, subió el estuario de Suir, en Irlanda, y quedó varada en la playa en donde Oisin jugaba con amigos.

Las chicas que escribieron el mensaje no habían indicado su apellido y la dirección de correo electrónico no era válida. Una campaña por televisión y en las redes sociales de ambos lados del océano permitió dar el martes en Montreal con las dos mensajeras, que hoy tienen 20 años.

Charlene y Claudia contactaron con Oisin para conversar por Skype y vieron la botella y el mensaje de hace ocho años. Las jóvenes mostraron su asombro de que alguien haya podido encontrar el mensaje del otro lado del océano después de tantos años.

La madre de Oisin declaró que esta historia colocó a su hijo en el centro de atención de la prensa. "El teléfono no deja de sonar, todas las radios y los diarios quieren hablar con Oisin", dijo. "Si hubiese sabido que haría tanto ruido, le habría dicho que volviera a tirar la botella al agua", bromeó.

Un niño irlandés de nueve años descubrió un mensaje en una botella lanzada al mar en las costas de Canadá hace ocho años y logró contactar con las dos jóvenes que escribieron el mensaje y con quienes se comunicó el martes.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK